Hace tan solo una semana estrenó en el nuevo y ponderado YoutubeRed una serie que llegó como ninja descalzo: Cobra Kai… de la cual genuinamente pocos esperaban algo y que en contra de todo pronóstico rompe madres como una gran patada de grulla épica…

La historia -una continuación de Karate Kid- en esta ocasión es una especie de reverse de la película de los 80s y nuestro protagonista  principal es el mismísimo Johnny (el genial William ZabkaJ), que, como recordarán, era el bully de la película original y ahora es un adulto perdedor que vive literalmente al día, casi casi un vago acosado por la “sombra” de Daniel LaRusso (Ralph Macchio), que ahora es un sujeto adinerado, dueño de concesionarias de coches de lujo, y algo “mamador”, si me permiten agregar.

4

Todo cambia una noche, cuando por pura casualidad, Johnny termina ayudando a Miguel (un niño latino que sufre bullying en la escuela) y que lo toma de inmediato como una especie de figura paterna; incluso lo logra convencer de volver a montar el antiguo dojo de Cobra Kai, el cual es bloqueado de inmediato por un Danny bastante ardido (en serio le faltó poco para ser el malo de la serie).

Cobra Kai realmente brilla en su guión. La historia equilibrada corre con muchos paralelismos al material original, usa referencias directas y en general apela a una nostalgia hermosamente ejecutada; incluso juega con esa gran leyenda clásica de la cultura pop: en realidad el “malo” de la película original siempre fue Danny y no Johnny. Simplemente genialidad pura.

2

En este viaje perfectamente armado, lo mejor de la serie es la frágil relación entre maestro y alumno, que nos deja ver que todos podemos cambiar para bien o para mal con la guía correcta o incorrecta, de ahí la frustración de Johnny, cuyo pupilo Miguel insiste en irse al lado oscuro de la patanería, muy a pesar de que su maestro lo quiera ver ganar de la manera “apropiada”.

Para los fans de Karate Kid, la original, la serie tiene grandes momentos que van desde homenajes a personajes del pasado, hasta recreaciones de escenas ahora icónicas -mi preferida es cuando Johnny (con todo y  traje y maletín) defiende su solicitud para abrir de nuevo Cobra Kai ante al comité de karate. Ahí es donde gana la mejor pelea de toda la serie y para mí, la mas emotiva.

5

El cliffhanger al final del espisodio piloto sin duda te deja al filo del asiento, lo único malo de Cobra Kai es que no se pueden bingear los capítulos de toda la temporada de un sólo golpe, hay que ir esperando su salida uno por uno, y a uno que ya le urge ver que Johnny se redima… en serio quiero ver la pelea actualizada de las viejas leyendas y de verdad quiero seguir viendo historias que sean una chingada delicia.

Corran a ver la que considero es la mejor serie de lo que va del año (o por lo menos dentro del top 3), una sorpresa fresca y muy agradable, que deja claro, una vez más, que una historia bien contada puede ir sorpresivamente lejos.

¿Y ustedes? ¿Team Johnny o Team Danny?