La puesta queer Si me amas, ¿por qué no te matas? se lee como una comedia romántica cuya fórmula hemos visto en cine desde los 80, y aprovecha el carisma de sus actores para posicionarse como una obra de elenco que se disfruta por las actuaciones, pero flaquea en su elemento narrativo.

Tomás es un joven escritor hundido en el luto y la culpa de la muerte de su novio, al que es incapaz de superar aún cuando han pasado más de seis meses desde su fallecimiento; cuando un nuevo prospecto entra en su vida, Tomás se cuestiona si debe o no darse la oportunidad de conocerlo, sin tener idea que este nuevo posible amor está siendo acosado por el fantasma de su ex.

Si me amas, ¿por qué no te matas? en Foro Lucerna

Si somos muy honestos, la obra juega con elementos que aluden y son más representativos para la comunidad gay que para el público general (y eso incluye su espectacularmente gay soundtrack repleto de Whitney Houston y Gloria Gaynor), pero en el fondo cuenta una historia cuya trama rebasa géneros y orientaciones, y lo hace al estilo de algo que pudiéramos haber visto interpretado en cine por una Reese Witherspoon y un Vince Vaughn.

Como elemento principal, Daniel Cervantes (Tomás) se apropia del papel de la “damisela en peligro” y juega su protagónico con absoluta vulnerabilidad y ternura, volviéndose el tono de neutro perfecto para acompañar al resto del ensamble que se pintan en colores mucho más brillantes para rellenar la gama del arcoíris.

Si me amas, ¿por qué no te matas? en Foro Lucerna

Michele Chauvet y Francisco Medina completan el triángulo amoroso con absoluto encanto y muchísima química, mientras que Karla Bourde toma un riesgo como la mejor amiga sin filtro, tal vez demasiado “extra”, que a momentos se traduce en estridencia y empatía limitada que no siempre resulta atinado.

Pero es Begoña Narváez, que hace su tránsito de la televisión al teatro, la que se lleva la obra, y se va ganando al público con una actuación que no puede ser descrita sino como “in crescendo”; comenzando con pequeñas apariciones que provocan carcajadas, para terminar adueñándose de la escena clímax con un trabajo hipontizante que, además de todo, se nota que ella está disfrutando muchísimo.

Si me amas, ¿por qué no te matas? en Foro Lucerna

Tristemente, el guión no le permite a ninguno de ellos explorar debidamente sus motivaciones ni cerrar del todo sus historias, y deja flotando a su trío protagónico en un final que se siente tangencial a la anécdota que Fitho Cantú (guionista) prometió contarnos en un inicio.

A pesar de eso, el elenco consigue crear magia de ésa que saca sonrisas y deja un buen sabor de boca, y para el final uno sale de ahí cantando I wanna dance with somebody, y preguntándose en qué más se le puede dar un protagónico a Begoña, porque a esa mujer la tenemos que empezar a ver más seguido en teatro. Y no hay nada de fantasmagórico en eso.

Si me amas, ¿por qué no te matas? se presenta los lunes en Foro Lucerna.