Los votantes del Oscar no están felices con tener que considerar Roma para los premios…sólo porque es de Netflix y Netflix no hace películas de cine.

Why can’t we be friends, why can’t we be friends?

Primero se los hizo Cannes y ahora parece ser que el Oscar también está repudiando (¿o deberíamos decir “discriminando”?) la producción de Netflix porque no sigue el flujo tradicional al que las salas y distribuidoras de cine están acostumbrados. Y eso está poniendo a la gente incómoda.

Aún estamos a meses de que se anuncien las nominadas al Oscar, pero ya se escucha hablar de un par de películas que seguro recibirán algún tipo de candidatura: A Star Is Born (ésa de Lady Gaga), First Man, If Beale Street Could Talk, The Wife, The Favourite (que ya nos uuurge, pueden ver el trailer aquí), ¿pero qué con Roma de Alfonso Cuarón?

Roma ha conseguido enamorar a todos los críticos e incluso logró que la premiaran en el Festival de Venecia, todo tendría que apuntar a que el Oscar también la va a considerar y técnicamente sí pueden. ¿Por qué decimos “técnicamente”? Porque para que una película compita por la estatuilla dorada tiene que haber estrenado en salas comerciales, ¿y qué está haciendo Roma? Estrenando en selectos cines previo a su gran debut en Netflix el 14 de diciembre.

Pero es justo este detalle el que algunos votantes del Oscar están viendo como meramente una estrategia vil y ruin por parte de Netflix para poder colar un contenido a la contiendo que por derecho de nacimiento no le corresponde. Un votante anónimo, por ejemplo, le dijo a The Trade: “Netflix nos está estafando. Están tratando de comprar su presencia e identidad como compañía de películas sin jugar con las mismas reglas que el resto. No se quieren enfrentar al riesgo de tener malos números en taquilla. Van a asegurar que el público fue fantástico, pero no va a haber dinero. No hay credibilidad porque no hay finanzas”.

Muy…capitalista, por ponerle una palabra.

Otro votante lo resumió en: “Los dueños de las salas saben que este estreno es falso y el resto del mundo también. La Academia necesita definir qué tipo de película es ésta. Si hablamos de la intención, entonces nada de lo que hace Netflix está pensado para el cine. Es sobre legado y es sobre claridad. Para mí, y para muchos de los que votamos, si tu película no tuvo que haber sido hecha para las salas de cine, ¿entonces qué diferencia a los Premios de la Academia de los Emmys?”

Zaz Cuas!

Por su parte otros servicios de streaming como Amazon y YouTube Prime sí han elegido el camino del lanzamiento formal en salas de cine, como ya pasó antes como Manchester By The Sea, y este año, Museo de Gael García.

¿Y ustedes qué piensan de todo esto? ¿Merece Cuarón quedarse sin su Oscar?

FB – /elaquelarremx

Twitter – @ElAquelarre_