Ali Stroker se ganó los corazones de los fans con The Glee Project, y ahora está triunfando como nominada al Tony en Broadway por Oklahoma!

Primero conocimos a Ali Stroker como una de varias concursantes del reality creado por Ryan Murphy para conseguir nuevos talentos para la serie Glee, en The Glee Project en su segunda temporada. Ali rápidamente se destacó por dos cosas, una por su personalidad eternamente alegre, y dos por su historia de vida, que básicamente la tiene enfrentando una discapacidad desde los dos años de edad.

Ali Stroker no ganó el reality (de hecho, ni siquiera llegó a la final), pero a pesar de eso Ryan Murphy le dio oportunidad de aparecer en la serie como Betty, el interés amoroso de Artie. La pueden recordar en el número de We’ve Got Tonight del episodio “I Do”.

Lo importante es que luego de su corrida en Glee, Ali decidió no desperdiciar su talento musical y mejor enfocarlo en las grandes ligas: Broadway. Y así fue como llegó a Spring Awakening, la versión para sordos en 2014 y provocó que la gente la volteara a ver y se aprendiera su nombre, y ahora ya hasta puede presumir de una nominación al Tony como Mejor Actriz de Reparto.

La obra por la que está nominada es el revival inmersivo de Oklahoma! y el personaje es el de Ado Annie, una mujer dividida entre dos amores a los que les dedica “I Cain’t Say No”. Y Ali le está dando su propio toque.

“Era difícil a veces ser niña y estar en silla de ruedas y no ser capaz de expresarme físicamente como lo hacían otros niños”, explica Ali Stroker en entrevista con Broadway.com sobre lo que la hace distinta, pero a la vez perfecta para Broadway. “Crecer con una discapacidad fue de algún modo el entrenamiento perfecto para este negocio porque el rechazo y la cantidad de veces que piensas que algo no está funcionando le pasan todos los días a los actores”.

Y sobre darle ese twist al personaje de Annie que no había sido interpretado antes (a esta escala al menos) por una actriz con una discapacidad:

“Vivo bajo este lema de vida: Convierte tus limitaciones en oportunidades, entonces pensé, ¿cómo puede una actriz que está en silla de ruedas mejorar a Ado Annie? Me junté con el coreógrafo y le expliqué cómo es que me muevo y el vocabulario de estar sobre ruedas. La intimidad es tan específica. Lo que más me emociona es que de pronto en un show como Oklahoma! de pronto estamos hablando de discapacidad, de sexualidad y de relaciones íntimas, y ni siquiera tenemos que mencionarlo, sólo lo ves”.

Este próximo 9 de junio, Ali Stroker, a sus 31 años, estará haciéndole frente a actrices de larga trayectoria en los Tony como Lili Cooper y Sarah Stiles por Tootsie, Amber Gray por Hadestown y Mary Testa de Oklahoma!, y eso a Ali le encanta, después de todo está acostumbrada a no hacerse chiquita frente a ningún reto.

“Con todo y los obstáculos, con todo y los momentos de frustración, al final del día realmente me encanta estar en silla de ruedas. La razón por la que lo amo es porque todos los días, en todo momento, estoy obligada a pensar diferente. Si no estuviera en este cuerpo, y si no tuviera mi silla de ruedas, no tendría esa oportunidad”.

FB – /elaquelarremx

Twitter – @ElAquelarre_