Uno de nuestros colaboradores sale del clóset de espectadores de la familia Kardashian y nos escribe una carta editorial para defender el lugar que el clan se ha ganado en la televisión…y más allá.

Llueven críticas en 3… 2… 1….

No se preocupen, estoy más que acostumbrado.

En 8 años que tengo viendo el show, (antes cada martes por la pantalla de E!, hasta que decidieron doblarlo al español y yo sin saber cambiar el idioma de la televisión, tuve que empezar a verlo en internet), he escuchado todo tipo de comentarios al respecto, sin dejar de lado las múltiples críticas que me han llovido como si yo fuera uno más del clan -cosa que me encantaría. Lo cierto es que la gente critica sin conocer y aunque esto no resulta para nada novedoso, habría que ser un poco más objetivos y analizar hasta dónde es justo criticar a la familia que desde hace una década, es la reina de la televisión.

Todos conocemos los inicios -y un video sexual-  de la ahora familia multimillonaria, pero después de su repentino salto a la fama, el cual pudo resultar algo meramente temporal, ¿no consideran que ha sido un gran trabajo el de mantenerse presentes por más de 10 años? Es importante mencionar que al hablar de presencia no sólo me refiero a su reality show (y los múltiples spin-offs que de él salieron), pero también a las líneas de ropa, cosméticos y hasta libros que hoy día son best seller.

Hablando de entretenimiento, el clan Kardashian-Jenner, ha sido un antes y un después en muchos sentidos. Desde la forma de ver y hacer reality shows, convirtiendo al ya clásico Keeping Up en un referente del formato, hasta las múltiples formas de darle la vuelta al mismo concepto con diversos spin-offs o la salida que se le puede dar a la pantalla televisiva redes sociales y plataformas digitales.

Por si lo antes mencionado no fuera suficiente para querer un poquito a Kim y a su familia, podemos hablar del imperio que han creado en internet. Y no, no sólo hablo de la influencia que tienen en redes sociales, juntando entre todos los miembros de la familia un total de 480 millones de seguidores (incluyendo la cuenta de Kylie Cosmetics con 15.7M), pero de que cuentan con apps y sitios web que cada tanto “rompen el internet” con ventas on-line, haciendo de sus redes un verdadero referente de negocio sumamente rentable.

Y sí, puede que tengan razón, de hecho lo confieso, TIENEN TODA LA RAZÓN. Las Kardashian-Jenner están muy lejos de ser un referente de clase, de dignidad y todas esas cosas, peeero el éxito no está peleado con el gusto ajeno, y es gracias a éste que, nos gusten o no, están en cada tema de conversación, en cada canal de televisión, en tooooodo el internet… nos falta poco para encontrarlas HASTA EN LA SOPA. Pero no se preocupen que para eso Kris Jenner -nuestra momager favorita y responsable del éxitoso negocio familiar- escribió el libro In The Kitchen With Kris. Entonces sí están hasta en la sopa.

Sin duda alguna, lo que comenzó hace más de 10 años como un pasatiempo para Kris y que al poco tiempo se convirtió en un éxito de la televisión, hoy es todo un imperio que, con haters o sin ellos, existe. Y según lo veo, seguirá existiendo por mucho más tiempo. Para qué sufrirlo si podemos disfrutarlo.