Recibiendo su premio como Mejor Actriz, Glenn Close le recordó a las mujeres en la audiencia nunca quedarse con las ganas de perseguir sus sueños.

La noche de ayer en los Golden Globes estuvo repleta de momentos ultra memorables: Maya Rudolph pidiéndole matrimonio a Amy Poehler, los papás de Sandra Oh aplaudiendo su triunfo por Killing Eve, Melissa McCarthy regalándole sandwiches a sus compañeros celebridades; pero quizá ninguno tan poderoso como el que protagonizó Glenn Close.

La actriz pasó al frente del escenario luego de ser reconocida triunfadora en la categoría de Mejor Actriz en una Película Drama por la cinta The Wife, en la que interpreta el papel de una mujer que mueve los hilos detrás del telón, mientras es su esposo el que recibe un Premio Nobel de Literatura. Y al hacerlo, recordó que su madre le confesó ya de viejita que sentía que nunca había hecho nada con su vida por dedicarse al papel de esposa.

Mira la lista completa de ganadores de los Golden Globes aquí.

Luego de contar esta anécdota con los ojos llorosos, Glenn Close consiguió poner al auditorio de pie con las palabras que dedicó a todas las mujeres allá afuera:

“Creo que lo que he aprendido con esta experiencia ha sido que las mujeres éramos las que criábamos, es lo que se espera de nosotros, tenemos a nuestros hijos y a nuestros esposos, si tenemos la suficiente suerte, pero tenemos que encontrar satisfacción propia, tenemos que seguir nuestros propios sueños. Tenemos que poder decir, yo puedo hacer eso, y se me debe permitir hacerlo”.

Pueden ver el video aquí:

La cara de todas en la audiencia lo dice todo, ¿no es cierto?

FB – /elaquelarremx

Twitter – @ElAquelarre_