Desde la salida de la última novela, J.K. Rowling se ha dedicado a cambiar detalles del mundo de Harry Potter y nosotros ya no entendemos nada.

Esta semana hubo un revuelco ( jeje ) dentro del mundo mágico de Harry Potter -o más bien para los fans del mundo mágico de Harry Potter- cuando la escritora J.K. Rowling expandió la naturaleza íntima de la relación gay Dumbledore-Grindelwald durante una entrevista.

Uno de los hobbies favoritos post-Harry Potter de Rowling ha sido agregar, modificar o incluso transformar a la polyjuice cosas del maravilloso mundo que creó a finales de los 90s, ya sea vía su cuenta personal de Twitter o en las diversas entrevistas que da a los medios.

Esto muchas veces presenta problemas ya que hay cosas nuevas que contradicen a las viejas plasmadas en los libros. Pero el conflicto más grande que tienen los fans con J.K. Rowling al respecto es: Si esa era tu intención, ¿por qué demonios no lo declaraste en papel?

Han habido muuuuuchas. Pero éstas son de las más contoversiales:

Dumbledore era gay

Esta es la GRANDE ya que es uno de los personajes más importantes y parte clave de la saga. Sí, en los libros mencionan una gran amistad entre Dumbledore y el próximo-a-ser-malo Grindelwald, pero nunca se describe explícitamente su presunta relación amorosa en ningún medio más que en el Twitter de la escritora.

Fantastic Beast 2 era la película perfecta para enmendar esta omisión, pero lo más que nos regalaron fue un chócalas entre los dos (además de muchas ganas de dormir).

Hermione no es “necesariamente” blanca

Esta vuelta de tuercas nació de la selección de una actriz negra (Noma Dumezweni) para el papel de Hermione en el elenco original británico de la obra The Cursed Child. Pero si Hermione no era blanca, ¿por qué nunca lo mencionó a los artistas de portada de todos sus libros? ¿O al director de casting para la primer película?

Hogwarts era más diverso

En varias ocasiones J.K. Rowling ha mencionado que Hogwarts estaba lleno de jóvenes magos de diversos grupos sociales y comunidades como judíos y gente LGBT+.

Pero, ¿en dónde? ¿Quiénes? ¿En qué libro?

Los magos y… sus necesidades

Esta es una de las más tontas e innecesarias. En un Tweet la escritora mencionó que en el pasado, cuando los magos tenían ganas, solo se hacían en donde estaban. En sus ropas. Y luego utilizaban un conjuro para desaparecer sus “actos”.

Guats?

Harry debió de haberse casado con Hermione

En una entrevista, J.K. reveló que Harry debió de haberse quedado con Hermione. No con Ron.

POR. QUÉ. NOS. HACES. ESTO? Maldita sea.

Nagini es en realidad una mujer embrujada

Otra de Fantastic Beast 2 es que Nagini, la serpiente/horrocrux de Voldemort, es realmente una mujer asiática con una maldición que la hizo quedarse como animal.

¿Para qué? Nadie pidió esto. ¿Qué sigue? ¿La serpiente que salvó Harry del zoológico en la primera parte era la tía perdida de Cho Chang?

Harry Potter and the Cursed Child

La producción estará muy bonita pero la historia… ufff… Se los dejo así: SPOILER! Voldemort y Bellatrix tuvieron una hija.

El problema con toda esta información adicional es que muchas de las cosas parecen ser excusa de la escritora para apelar o representar a una sociedad que en los 10 años que han pasado desde que acabó Harry Potter ha cambiado enormemente. Como un ejercicio para mantener relevancia.

Pero, Harry Potter no necesita una “actualización” de temáticas porque las que planteó desde 1997 como la relevancia de la familia que se elige vs la familia de sangre, la lealtad, el valor y la amistad aún aplican hoy en día.

No estamos diciendo que hubiéramos querido un capítulo completo y explícito de las aventuras sexuales de Dumbledore, o que Hermione se presentara como “Hola, soy Hermione y soy afroinglesa”, pero si J.K. Rowling decidió por una u otra razón no plasmar su posición con respecto a estos temas hace 20 años, cuando aún eran muy sensibles y taboo, intentar hacerlo ahora se siente falso y condecendiente.

En otras palabras: Ya siéntese, señora.

¿O tú qué piensas?

FB – /elaquelarremx

Twitter – @ElAquelarre_