Por única ocasión, durante el Super Bowl, Skittles estrenó su musical de Broadway al lado de Michael C. Hall y te tenemos una de las canciones del repertorio.

La publicidad ya es arte.

Skittles decidió darle la vuelta al usual spot televisivo de 30 segundos, 1 minuto durante la transmisión del Super Bowl, y mejor gastó sus energías en producir todo un musical de 45 minutos que se pudiera presentar en Nueva York como cualquier show de Broadway.

Y eso fue lo que hicieron. Contrataron al genial Michael C. Hall como protagonista (Dexter) -quien además salió a intepretarse a sí mismo- y vendieron boletos para que la gente pudiera entrar al Town Hall y disfrutar de un espectáculo como cualquier otro…excepto que éste en realidad era un comercialote para una marca muy bien disfrazado.

Michael C. Hall actuó en un comercial musical de Skittles

Tan bien disfrazado, de hecho, que esta canción que estamos por presentarte va titulada “Advertising Ruins Everything” (La publicidad lo arruina todo); y en el número, Michael C. Hall acompañado por varias estrellas de Broadway cantan sobre los horrores de los comerciales.

¿Pero de qué trató el musical, se estarán preguntando? Es una locura meta que no tiene del todo sentido (pero si quieren escuchar el cast álbum, ya lo hay): todo comienza con Michael C. Hall entrando a una tienda hablando de cómo va a hacer un comercial para la marca Skittles (extrañamente disfrazado de uno de los gatos en Cats), pero que en realidad es una obra de teatro, la audiencia, que en realidad son actores plantados, se enoja con él porque está haciendo un mal show y esto lo lleva a morirse (sí, morirse) y a conocer a Amelia Earhart y a Winston Churchill en el cielo, y a reconsiderar si habrá valido la pena morir con tal de anunciar Skittles. Al final todos concluyen que sí valió la pena.

El musical de Skittles para el Super Bowl

En fin. La venta de los boletos fue donada en favor de la lucha contra el SIDA en Broadway, ah, y en el cast álbum se incluye un track que es simplemente Michael C. Hall comiendo Skittles por cuatro minutos.

Vivimos en un mundo en el que eso pasó y es increíble.

¿O no? ¿Ustedes qué piensan?

FB – /elaquelarremx

Twitter – @ElAquelarre_