Netflix anunció que está dejando ir Santa Clarita Diet y eso nos recordó estas otras series canceladas sin un final que merecían un mucho mejor cierre.

¿Qué clase de final es un final en medio de la acción? La respuesta es: ninguno. Las cancelaciones que suceden antes de que a los showrunners se les pueda dar aviso de una última temporada, a los que finalmente afectan es a los fans que están esperando ver a sus protagonistas llegar a una sana conclusión para dar cierre al show que llevan viendo por equis cantidad de temporadas.

Y así acaba de pasar con Santa Clarita Diet. Muy al estilo de lo que hicieron con Sense8, Netflix anunció que la serie no regresaría para una cuarta temporada dejando el destino de los Hammond en el aire en pleno climax (Joel acababa de ser mordido por Sheila y estábamos esperando a que se convirtiera en zombie).

Tristemente ésta no es la primera vez que la televisión rompe nuestros corazones de esta manera, así que para quejarnos, hicimos esta lista de otras series que merecían un final y se quedaron a vestir santos:

PUSHING DAISIES

Y ésta es probablemente una de las más tristes. Bryan Fuller creó esta mágica serie que seguí a un panadero con el poder de regresar a la vida lo que tocara con el tacto, volviéndolo a matar si lo tocaba una segunda vez.

Los fans realmente querían ver qué sucedía entre el panadero (Ned) y el amor de su vida (Chuck), que estaba a un toquecito de ser regresada a la muerte, pero nadie nunca supo qué pasó entre ellos, porque la serie fue cancelada justo cuando Ned toma valor y se presenta con las tías de Chuck como el novio oficial. Y pum. No recibimos nada más de esta historia.

HANNIBAL

Porque a Bryan Fuller le cancelan todas, con Hannibal el showrunner no tuvo tiempo de darle la temporada final que sus protagonistas requerían (y que él ya tenía planeada), así que lo que hizo al final de la tercera fue francamente cruel.

Luego de derrotar al Tooth Fairy Killer juntos, Hannibal y Will se abrazan al borde de un precipicio para luego lanzarse juntos al abismo. Y tan, tan. Ninguna otra resolución. Nunca sabremos qué pasó con ellos ni con todos los arcos narrativos que se quedaron al aire.

POPULAR

Antes de que Ryan Murphy se hiciera famoso con Glee y las American Horror Story, el creador tenía Popular, una serie que seguía a un grupo de losers en una preparatoria y su eterna rivalidad con los populares; específicamente a Sam (de los losers), que para su mala suerte acaba compartiendo casa con Brooke (de las populares) que al inicio de la serie se convierte en su hermanastra.

En el muy abierto final de su segunda -y última- temporada, Brooke huye de un baile escolar luego de pelearse con Sam y su novio Harrison, y es atropellada por su mejor amiga Nicole, en un ataque ebrio de coraje. Con Glee jamás hubiera pasado que nos dejaran con tantas preguntas en el aire.

AGENT CARTER

No todo lo que Marvel toca es oro, apréndanse ésa. El spin off de Captain America seguía al ex amor del Cap, Peggy Carter, y sus hazañas como agente en la década de los 40; pero la serie jamás logró levantar en rating y a pesar de pertenecer al MCU se le decidió dar final con la segunda temporada.

La cosa es que esa temporada terminó con uno de los protagonistas, Jack, sangrando en el piso, luego de recibir un disparo por parte de una misteriosa figura, que encima de todo, también se roba información sensible sobre Peggy Carter, ¡y nadie nunca sabrá quién fue!

ALF

Muchos eran muy chiquitos cuando Alf estaba al aire, pero seguramente recuerdan al tierno alien come gatos de Melmac, que vivía con una familia en los suburbios, y básicamente se dedicaba a meterlos en problemas, especialmente al patriarca de los Tanner, Will.

Por 103 episodios fue una de las grandes comedias de la televisión, pero en su final de la cuarta temporada, Alf toma un vuelco oscuro cuando es capturado por la Alien Task Force, y en ese cliffhanger, la serie fue cancelada. No fue sino hasta muchos años después que Alf recibió su merecido final con una película.

JOAN OF ARCADIA

En esta serie dosmilera, Amber Tamblyn básicamente podía hablar con dios y se dedicaba a tener misiones para hacer el bien en su nombre; aunque, durante las dos primeras temporadas no es del todo claro si en serio sí puede hablar con dios…eso hasta el final de la segunda temporada.

En el cliffhanger, dios anuncia que todo ese tiempo ha estado preparando a Joan para librar una importantísima batalla contra otra persona que también puede hablar con Él, pero que ha estado usando sus habilidades para el mal. La batalla nunca sucedió porque ésa fue la última vez que supimos de Joan of Arcadia.

BORED TO DEATH

De los finales sin final más frustrantes. Bored to Death seguía la historia de Jonathan Ames (Jason Schwartzman), un escritor que se hace pasar por detective para sacar historias de crimen que pueda utilizar en sus novelas de misterio. La comedia de HBO tenía un cast increíble: Ted Danson, Zach Galifianakis, Isla Fisher, pero ninguno de ellos la pudo salvar de una cancelación.

En el último episodio, Jonathan finalmente encuentra al donador de esperma que es su padre y descubre que también es padre de Rose, su novia -lo que básicamente la hace su media hermana. Pero antes de revelarle nada, Jonathan besa a Rose y la pantalla se va a negro. Su historia se quedó flotando en el aire.

Por cierto, Sense8 fue finalmente “rescatada” por Netflix que, aunque no le dio una temporada final, sí permitió a los fans tener cierre con una película que diera fin a la historia de sus ocho protagonistas. ¿Será posible que Santa Clarita Diet reciba el mismo tratamiento kosher? Nosotros estamos poniendo chonguitos.

¿A ti cuál te cancelaron antes de tiempo?

FB – /elaquelarremx

Twitter – @ElAquelarre_