El fotógrafo Fabian Wagner, encargado de la cinematografía para la batalla contra el Army of the Dead en Game of Thrones está defendiendo la poca luz del episodio.

Uno de los momentos más esperados de esta última temporada de Game of Thrones sin duda era el enfrentamiento de vivos contra muertos. Winterfell estaba listo para recibir al Night King y su ejército de revividos, pero los que no estábamos listos para la oscuridad del episodio éramos los espectadores.

Apenas estrenó el capítulo las redes se llenaron de gente quejándose de lo poco que pudieron discernir de la batalla -no que eso les hubiera impedido disfrutarla, tampoco exageremos- y gente señalando la pobre decisión de tener un momento tan climático en la serie con tan poca visibilidad.

Ahora, conceptualmente es comprensible, la batalla sucede de noche y mientras los vivos requieren de luz para poder ver al enemigo, los muertos no, lo que absolutamente les da una ventaja. Y uno podría argumentar que HBO pretendía ponernos en los zapatos de los soldados en Winterfell para vivir una experiencia inmersiva. De cualquier manera la respuesta a esa decisión creativa fue ésta:

Fabian Wagner, fotógrafo del episodio, que ya había trabajado antes en la producción de Game of Thrones, platicó con TMZ y salió en defensa de su trabajo argumentando, “los creadores y el director querían que el episodio fuera oscuro. Estuvo hecho para ser intenso, claustrofóbico y desorientador…más no confuso”.

Wagner también apuntó que la compresión que HBO hace de sus capítulos tampoco ayudó a que la imagen fuera del todo clara, y recomendó ver el capítulo en un ambiente oscuro, sin luces en el cuarto para una mejor experiencia.

“Sé que no estuvo demasiado oscuro porque yo lo filmé”, fueron sus exactas palabras.

¿Ustedes qué opinan?

FB – /elaquelarremx

Twitter – @ElAquelarre_