Anne Hathaway confesó que después de interpretar a Fantine en Les Misérables de 2012 acabó tan enferma que ni siquiera pudo disfrutar de su éxito.

Esto explica por qué le agradeció a Victor Hugo en su discurso del Oscar…

Si hay un personaje que ha llenado de gloria a Anne Hathaway, ése sería el de Mia Thermopolis Fantine, en la versión fílmica de Les Mis de 2012. Pero por mucho que haya llevado a la actriz a ganarse su primer Oscar, básicamente por su interpretación de I Dreamed A Dream, ése no fue un buen tiempo para Hathaway.

De acuerdo a lo que dijo en The Jess Cagle Interview de la revista People, bajó 11 kilos para esa escena y el resultado no fue del todo positivo para su salud. “Había perdido una cantidad poco sana de peso en dos semanas. No sabía nada de nutrición. Tasé mi cuerpo y mi cerebro cargó el peso de eso por un tiempo. Me sentía ansiosa y perdida todo ese tiempo”.

No te pierdas nuestro ranking de películas de Anne Hathaway.

En la escena, Fantine acaba de ser despedida de su trabajo en una fábrica y se ha quedado sin dinero para mantener a su hija Cossette. Su única solución es prostituirse y posteriormente vender su pelo, y aún así acaba tan enferma, que al poco tiempo fallece, dejándole a Jean Valjean la responsabilidad de cuidar con su hija.

Por lo que es comprensible que la interpretación requiriera tanto de Anne.

“Acababa de cumplir los 30, me acababa de casar. Hasta las cosas más positivas pueden ser convulsivas para su identidad. Entonces vivir esos momentos sin saber quién era -y en un momento en el que sientes que estás en los ojos de todo mundo- no fue un sentimiento cómodo. Y no logré hacer lo que pensé que iba a hacer si llegaba a estar en un momento así. Esa pérdida de peso no fue a la larga algo bueno para mi salud, y me tomó mucho tiempo recuperarme”.

¿Valió o no la pena? Discutan en equipos.

FB – /elaquelarremx

Twitter – @ElAquelarre_